lunes, 25 de mayo de 2009





Ayer domingo fue un día de esos típicos de Asturies,cielo nublado y orbayando sin parar toda la tarde. Fuimos a ver un descenso de piragüas por el rio Piloña. Para los piragüistas debió ser una aventura..nada más salir tenían que pasar una presa, allí todo el mundo se caía, le bolcaba la piragüa, en fin...mereció la pena verles y aplaudirles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario